jueves, 29 de diciembre de 2016

Viernes dando la nota #VDLN: Se empieza nuevamente

Y por fin mañana termina este horrible año, un año que puedo declarar sinceramente como el peor de mi vida. Un año que por desgracia no podre olvidarUn año que me ha marcado y cambiado para siempre. 

A dos días de empezar uno nuevo, mi principal propósito de año que va a comenzar, es levantarme de entre mis cenizas y resurgir de nuevo cual ave Fénix. Pero todas estas nuevas metas y proyectos ya os las cuento en unos días.

Hoy os dejo una canción de Sergio Dalma que me ha dado mucho que pensar en estos momentos tan duros de mi vida. 

Sergio Dalma - Se empieza nuevamente

Y como no podía ser de otra manera, en una fan de Mecano (aunque hoy esta canción se repita hasta la saciedad)...

Mecano - Un año más



Nota: #MiMedioMandarino me acaba de decir literalmente que "Menudo truño de post para acabar el año, el hombre que dice guarradas a las mujeres y  mecagoento truñooooo!!!!! no merece la pena ni que lo comente" Pues lo añado yo!!! jajaja ¿Le contestáis??

Os deseo lo mejor para este año que comienza, que lo mejor de 2016 sea lo peor de 2017 un fuerte abrazo! Y feliz año nuevo.

¡Feliz #VDLN!


Hago balance



Hago balance del año que termina y solo hay lágrimas en mis ojos, quizás algún atisbo de sonrisa a lo lejos repasando los logros y trastadas (sobre todo esto último) de #Gusanito, pero no son más que eso, sombras de lo que podían ser. Y es que, cuando lo malo ha sido tan malo, lo bueno queda oculto, inadvertido entre los recuerdos y el dolor.

Hoy hago balance y un escalofrío recorre mi espalda al pensar como era y como he cambiado en tan solo un año. Y es que hay hechos, vivencias que te cambian de forma radical y aunque duela no hay marcha atrás. Soy de esas personas que, cuando no está a gusto con algo, tiendo a aislarme y aun así, siempre he sido muy detallista, preocupada por todo, y pendiente de todos. Recuerdo los cumpleaños de todo el mundo, los nombres de sus pequeños… cualquier dato que para la persona con la que estoy sea importante y eso suele hacer que de alguna forma, la gente confíe en mí, y termine siendo el paño de lágrimas de todo el mundo.

Pero en mi peor momento, cuando más vulnerable era, me he sentido realmente sola. Es cierto que los primeros días necesitaba esa soledad, necesitaba asimilar lo que sucedía a mí alrededor, comprender que estaba pasando, y por qué no tenía a mi niña en brazos. Pero los meses han pasado, y todas esas personas a las que consideraba amigos, todos esos para los que fui paño de lágrimas, no han estado para mí.

Soy consciente de que es una situación realmente difícil, lo normal es no saber qué decir, los que aún no son padres no entienden que siga llorando algo que nunca he tenido, a  los que ya lo son o a los que están en la dulce espera, les pone nerviosos estar conmigo, porque les hace conscientes de que hay otra realizad que puede suceder y eso da miedo, da mucho miedo. Quizás porque piensan que ya ha pasado el tiempo suficiente como para que lo haya ‘superado’, solo quien ha pasado por esto sabe que no se olvida ni se supera nunca, solo aprendes a vivir con el dolor.

Pero todo esto me ha servido de mucho, he cambiado si y mucho más de lo que hubiera imaginado, supongo que en el fondo, muy en el fondo, sigo siendo la misma detallista empedernida, preocupada por todo y por todos los que me importan, solo que ahora el circulo de la gente que me importa se ha reducido drásticamente.

En el contrapunto, diré que esta horrible experiencia me ha unido muchísimo más (si es que se podía) a #MiMedioMandarino, que ha sido y es mi soporte, mi guía.  He visto crecer, demasiado deprisa quizás, a mi pequeño, que se está convirtiendo en todo un hombrecito con casi 3 años. He conocido a gente maravillosa, que me comprende, que me apoya y sobre todo que me acompaña. Porque no necesito palabras de consuelo, que sin querer menosprecian mi dolor, solo que estén ahí. Estoy aprendiendo a ver quiénes son realmente mis amigos, y quien solo está por interés.

Pero lo más importante es que estoy aprendiendo a conocerme y a respetarme, soy mucho más tolerante, estoy buscando nuevas aficiones, nuevas metas. Estoy aprendiendo a darme tiempo.

Quizás si hubiera salido nuestro ansiado arcoíris, el año que termina tendría una luz de esperanza… yo por mi parte solo quiero que pasen estos tres días lo más rápidamente posible y que termine de una vez este horrible y fatídico año.  

martes, 27 de diciembre de 2016

#MiércolesMudo ~ Llegaron los reyes

Pues regreso (espero) al #MM después de quedarme fuera la semana pasada por los problemas para añadir el link. 



Llegó Papá Noel y trajo por fin la bici y lo que mas ilusión le hace a mi #Gusanito es... ¡Arreglarla! Me ha salido mecánico!

Un abrazo y feliz #MM!




jueves, 22 de diciembre de 2016

Viernes dando la nota #VDLN: Felices fiestas

Pues en estos días y pese a que me niego a celebrar nada este año os dejo un villancico para peques, que a mi me encanta ;)


Y mis mejores deseos para estas fiestas, que paséis una gran noche rodeados de vuestros seres queridos. Un abrazo muy fuerte a todos!

¡Feliz #VDLN!


miércoles, 21 de diciembre de 2016

#MiércolesMudo ~ Nuestro árbol de navidad Diy

Cada año, desde que nació #Gusanito, hacemos un árbol de navidad de fieltro, que coloco en la pared. Aquí os dejo los tres que hemos hecho. 


Es un juguete estupendo para estas fechas, porque juega muchísimo con el. Trabaja la precisión, la pinza, los colores, las formas... dependiendo de la edad.

Del primer año no tengo foto del árbol con todos los adornos, aunque me lo curre un montón, los adornos eran muy bonitos con diferentes formas pero demasiado complejos, y #Gusanito los desmontaba y se los comía todo el tiempo. 



El segundo año, el árbol quedó más bonito, con líneas más redondas y los adornos mucho más sencillos. 



Este año teniendo en cuenta que lo hemos hecho juntos reconozco que ha quedado mejor de lo que esperaba jajaja. 




Os cuento como los hacemos, porque es sencillísimo y muy rápido.

Material
Fieltro 
Tijeras
Chinchetas o cinta de embalar (depende de donde y como quieras ponerlo)
Silicona caliente (Opcional) 

Instrucciones
Es tan sencillo como dibujar la forma del árbol que más nos guste en la plancha de fieltro verde y recortarla. Yo los primeros años que #Gusanito era más pequeño la pegue al borde de una mesa con cinta de embalar transparente. Este año lo hemos puesto en la pared con chinchetas normales.

Los adornos se hacen igual pintas las formas que más te gusten y lo recortas, yo los adornos compuestos los pegué con silicona caliente, pero seguro que con pegamento rápido quedan igual de bien. 

No necesitas poner nada para pegar los adornos al árbol, porque fieltro sobre fieltro agarra solo, lo que le da completa libertad al niño para poner y quitar los adornos donde quiera y combinarlos con completa libertad. 

Espero que os haya gustado nuestro árbol casero, y que me contéis como lo hacéis vosotros!!

jueves, 15 de diciembre de 2016

Viernes dando la nota #VDLN: Twinkle tots Rock

Después de casi dos semanas de descanso vuelvo al Viernes dando la nota con un grupo para peques que me ha encantado jeje.

¿Os he contado alguna vez lo muchiiiisimo que me gusta NUESTRA guardería? (si nuestra porque somos como una gran familia). Y es que no todas las guarderías se involucran en la educación y el día a a día de las familias como lo hace "El mundo de Mozart"  


Este martes nos sorprendieron con un concierto de navidad para los alumnos de último curso. El concierto comenzó con nuestras intrépidas profesoras cantando y bailando el villancico de Rosana (que a mi personalmente me encanta) y lo hicieron genial!!




Después dieron paso a Twinkle tots un grupo, que ya habíamos tenido la oportunidad de ver en directo más de una vez y con el que nuestros peques se divierten cada semana en clase. (El vídeo no es del concierto, pero son ellos en plena acción jeje)


Lo pasamos genial, tanto pequeños como mayores. Cantaron bailaron saltaron... Nos gustó tanto que a la salida del concierto le compramos a #Gusanito el disco para poder seguir cantando las canciones (versión Rock) en el coche!!


Podéis bichear un poco en su web y si tenéis la oportunidad de ir a verles con vuestros peques no lo dudéis porque merece la pena! 

¡Feliz #VDLN!



martes, 13 de diciembre de 2016

#MiércolesMudo ~ #BelénFriki


En casa no somos mucho de belenes, pero cuando vi el belén de Playmobil 123 me encantó y se lo regalamos a #Gusanito. Desde que lo montamos ha jugado bastante con el, pero ayer me lo encontré de esta guisa! 

Descripción de la imagen (para @Vikings_Mama): Belén de playmobil, con la paw patrol (skye encima de la estrella), blaze y amigos, Jet adorando al bebé y un dinosaurio que según #Gusanito se lo quiere comer! jeje

Feliz Miércoles Mudo! 



martes, 29 de noviembre de 2016

#MiércolesMudo ~ Adornos para el árbol Diy

Hola a todas, hoy mi #MiércolesMudo no lo va a ser tanto jeje. Y es que hace poco vi por Internet una idea super bonita para hacer adornos de navidad con los peques y muy sencilla. 



Así que ayer que #Gusanito estaba especialmente nervioso nos pusimos a intentarlo a ver que pasaba... y este ha sido el resultado!



Material
- Pelapipas
- Hilo de bordar.
- Pegatinas con forma de ojos (para el muñeco de nieve)
- Washitape (para la bufanda del muñeco de nieve)

Instrucciones
La idea es tan sencilla como hacer la forma con el pelapipas y envolverlo con el hilo. 

Para el árbol de navidad os recomiendo que lo hagáis enrollando sobre si mismo el pelapipas y luego lo separéis. 



Y este fue nuestro entretenimiento de ayer, como veréis es sencillísimo y muy divertido, #Gusanito era todavía un poco pequeño para hacer las formas, pero las ha envuelto (con ayuda) y hemos ido decidiendo juntos las formas y colores. 

¿Que os ha parecido? ¿Habéis hecho algún adorno casero de navidad?
Un abrazo y feliz Miércoles Mudo!






lunes, 28 de noviembre de 2016

EL TEMA DE LA SEMANA #32: ¿Preferías niña o niño?

Me he propuesto publicar los lunes #ElTemaDeLaSemana de papás blogueros porque sino al final siempre se me pasa el plazo y la verdad es que los temas me encantan. A ver lo que duro jeje. 


El tema  de hoy es peliagudo ¿Niño o niña? 

Reconozco que en mi primer embarazo quería un niño, y lo quería a toda costa. Somos dos hermanas y aunque tengo primos, siempre he sentido el vació de un niño en casa. Creo que estábamos tan convencidos de que iba a ser niño, que todo el mundo nos decía que iba a ser niña para que nos concienciáramos de esa posibilidad y no nos decepcionáramos demasiado si no lo era. 

Cuando con apenas 13 semanas nos dijeron que claramente era un niño os podéis imaginar la alegría. Supongo que si hubiera sido niña la habríamos querido igual, pero a mi #Gusanito que no me lo toquen. jajaja.

En la semana 20 de repente nos empezaron a decir que era niña, en todas las ecografías. Hasta el punto que ¡#MiMedioMandarino me regaló la eco 4D solo para confirmar que era niño! Tengo más de 30 minutos de vídeo 4D buscando los huevines de mi pequeño, y yo llorando en la consulta que me dejaran verle la carita aunque fueran solo dos minutos jajaja.

En el segundo embarazo #MiMedioMandarino quería otro niño, por temas prácticos de reutilizar y que compartan habitación, pero sobre todo porque tener una niña y todo "el tema chicos" le dan autentico pánico. Yo quería una niña, ya tengo un brutote en casa, con todas sus adorables cosas de chicos... ahora quería una dulce niña, con sus muñecas, sus princesas... 

Cuando en la semana 14 nos dijeron que venía otro niño lloré y todo, madre mía que disgusto más grande tenía. Con el paso de las semanas, me fui convenciendo de que era lo mejor y me hacía hasta ilusión otro niño apenas dos años menor, iban a ser los mejores amigos (desvaríos de una madre). 

En la semana 23 nos dijeron que claramente era una niña, ese día si que lloré! y no os podéis imaginar los gritos de la abuela cuando se lo dijimos! una princesita. La pareja con apenas dos años de diferencia... con la experiencia que teníamos no me fiaba y en todas las ecos pedía que me confirmaran que seguía siendo niña! 

Ahora que NO tenemos a Emma, y que no sabemos si un tercer embarazo sera factible, sinceramente si llegara nuestro arcoiris no quiero saber lo que es hasta que lo tenga en brazos. Solo quiero que nazca con vida y sano. Lo demás ya no me importa. 




jueves, 24 de noviembre de 2016

Viernes dando la nota #VDLN: With or without you

Hoy es uno de esos días, que ves que se acerca la navidad, iba a ser nuestra primera navidad juntas, y será la primera sin ti, la tercera sin mi abuelo, la quinta sin Juanma, la séptima sin mi querida madre política, y te das cuenta que todo sigue hacia delante, que nunca volveré a veros, aunque quien sabe, quizás si que exista algo después de todo. 

El caso es que estos días de felicidad casi enfermiza, a mi me provocan tristeza extrema, nostalgia, melancolía... Cuidadmela, allá donde estéis. 

U2 - With or without you


¡Feliz #VDLN!





Calendario de adviento #handmade con niños

Hoy os traigo una manualidad que hicimos #Gusanito y yo la semana pasada. La verdad es que nos quedó bastante bien y lo pasamos genial haciéndola. 

Os pongo en situación, el año pasado le compramos un calendario de adviento de esos que tienen chocolatinas dentro y le encantó (aunque se lo comió en tres días). Este año pensamos que sería una buena forma de practicar la paciencia (que la lleva fatal), cogiendo cada día un solo paquete y esperando al siguiente. Además me encanta hacer manualidades con él, porque trabajamos un montón de cosas… la pinza, la espera, los colores, los números, la precisión, estar sentados y tranquilos…

Lo primero que hice fue buscar en Instagram calendarios de adviento caseros que no fueran demasiado complicados para hacer con un peque de menos de tres años, porque por muy bonitos que sean, si al final lo tengo que hacer yo sola, pierde la gracia. Me enamoré de uno con rollos de papel higiénico que emulaba una casita. Paso 2 conseguir 24 rollos de papel higiénico… Si me veis cogiendo los rollos terminados del trabajo, del centro comercial… el caso es que en 4 días tenia los 24 rollos, el problema fue que cada uno tenía una medida diferente, no solo de ancho ¡sino también de largo! Imposible hacer la casita y que quedara medio bien 😢. Así que me puse otra vez a buscar y vi uno que parecía facilito y bonito en el que habían colgado bolsitas de una nube de cartón.

Y mi cabeza, que a veces me sorprende y todo, unió ambos calendarios con los materiales que ya teníamos en casa.


Materiales
-          1 Caja de cartón grande.
-          24 tubos de papel higiénico
-          Pintura de dedo azul y un corcho (opcional)
-          Pegatinas.
-          Lana.

Para las letras (opcional)
-          Fieltro
-          Guata
-          Hilo


Lo primero que hice fue cortar la nube para qué #Gusanito pudiera pintarla de azul. Aunque utilizamos pintura de dedos, nos decantamos por un corcho de botella a modo de pincel para pintarla y así aprovechamos para practicar la pinza y la precisión, que es lo que nos toca ahora. A él le encanta embadurnarse así que se lo pasó genial. Y como aun no tiene predisposición ni por la derecha ni por la izquierda, practicó con ambas manos.


Si os decantáis por la nube recordad hacerla grande, nosotros nos quedamos cortos y tuvimos que hacer una segunda nube y pegarlas jeje.

El segundo paso que hicimos fue decorar los tubos con pegatinas. A su gusto y con pegatinas de todo tipo. Según el los iba terminando mamá los pegaba por debajo con washi tape haciendo pequeñas cestitas.


Cuando tuvimos todos los tubos decorados (esto si lo tuve que hacer yo, aunque él me los iba pasando) hay que coser con la lana cada tubo a la nube como si fueran gotas de agua.

Una vez tuve todas las cestas cosidas a las nubes, le pusimos los números, en nuestro caso en orden (todavía no los controla lo suficiente para ponerlos desordenados, pero el año que viene 😏)


Aunque la nube quedaba chula tal cual, aprovechando que está en una fase de autoafirmación con su nombre, le puse unas letras de otra manualidad que me había quedado a medias, y él encantado jeje. Ahora solo me falta rellenarlo antes del día 1, que va a ser lo más difícil.

Bueno y este es el resultado final, espero que os haya gustado, #Gusanito está tan contento con su calendario de adviento que nos ha hecho colgarlo en su cuarto y se lo va contando a todo el mundo.


¿Y vosotros os habéis animado a hacer algún calendario de adviento o preferís comprarlo??


martes, 22 de noviembre de 2016

#MiércolesMudo ~ La felicidad de los días de lluvia


La felicidad de los días de lluvia y lo fácil que es hacerlos sonreír. Estrenando su chaqueta ROJA que el mismo ha elegido ;)



Las cosas que no me dijeron

Últimamente estoy leyendo muchos post del tipo, “Cosas que no me dijeron antes de ser madre” o “Cosas que no debes decirle a una embarazada o madre reciente”.  En definitiva, contándonos que en la maternidad no todo es maravilloso… Y aquí es cuando paro, respiro hondo e intento no soltar una burrada de la que luego pueda arrepentirme.  Aviso de antemano, que si estás embarazada o acabas de ser madre, mejor no sigas leyendo, o tal vez sí...

Me ha parecido cuanto menos curioso, que en ninguno de esos post se hace mención a un hecho, que puede suceder, y que estadísticamente sucede muchísimo más de lo que creemos.

Y es que a mí al menos, nadie me avisó, que mi niña “podía no nacer”.

Nos hacemos a la idea de que pasado el primer trimestre, estamos fuera de peligro. Pasada la eco de las 20 semanas, ya está todo rodado, nos confirman que con una tasa de probabilidad alta el niño viene bien y nosotras cegadas por la ilusión y la impaciencia nos lo creemos.

A mí nadie me avisó, que con mis 36 semanas ya cumplidas y un embarazo casi idílico, mi hija podía nacer sin vida… y una vez que sucede, una vez que te desgarran por completo el alma, comienza el duelo perinatal. Un duelo solitario, silenciado, prohibido por una sociedad que no entiende que llores algo que nunca has tenido, algo que no pueden ver, ni tocar. 

Y es que debe ser muy difícil entender que lo que pierdes es todo lo que iba a ser, iba a ser una nueva vida, una personita a la que ver crecer, que iba a compartir su vida con nosotros, sus padres y su hermano. Una pequeña a la que llevábamos ocho meses esperando y preparando su llegada, soñando con ella, imaginándola, amándola. Y cuando el destino te arranca todo eso de golpe, el vacío es tan grande que el dolor no se puede describir.  

Entonces comienza el llanto silenciado. Porque te hacen creer que no tienes motivos ni derecho a sufrir, llorar ni recordar. Porque les ha pasado a muchas otras y no van por los rincones lamentándose. Quizás realmente nadie se ha parado a pensar, que no lo hacen porque también se les ha hecho creer que es algo por lo que no tenemos derecho a llorar y así la pelota se va haciendo cada vez mayor, y así van sumándose madres que silencian el dolor del duelo gestacional y perinatal porque creen que no son lo suficientemente fuertes o valientes como para superarlo. Y lloramos a escondidas, en la oscuridad y soledad para que nadie sepa que somos más débiles que el resto. Ocultándolo incluso a nuestros seres queridos porque “Tienes que seguir adelante, olvidarlo ya”.

Recuerdo despertarme a media noche y abrazar la urna con sus restos a escondidas como si intentara darle todo el amor que se me enquistaba dentro, como si pudiera recuperar todo lo que nos habían robado.

Y mientras, la sociedad te reclama que vuelvas a ser la de antes. Te das cuenta que no puedes, que la vida irremediablemente siempre avanza hacia delante y que igual que después de ser madre, nunca vuelves a ser la misma, tras una pérdida mucho menos.  Hace poco leí que una persona, es la suma de sus vivencias, sus deseos, esperanzas, anhelos, dudas, sufrimiento... La pérdida pasa a formar parte de todo eso y no, no se puede volver a ser la misma.

Cierto es que todo parece seguir igual. La habitación que con tanta ilusión le preparamos, sigue en silencio, su cuna sigue vacía, su ropa y juguetes siguen sin estrenar en su flamante armario rosa.  Me recuerdo mirando al espejo mi barriga deforme posparto, mis pechos hinchados sin leche, mi cadera ensanchada, y pensar “si te tuviera en mis brazos, nada de esto importaría”. Recuerdo la presión por borrar todo rastro en mi cuerpo del embarazo porque “había que pasar página”.

Con esto enlazo con las frases desafortunadas que se dicen a una MADRE que ha perdido a su hijo, o lo que no debes decirle. Sobre este tema, por suerte, cada vez hay más post, lugares y gente que reivindica un poco de empatía y asertividad como UmaManita. Quizás algún día me anime a contaros todas las burradas que me dijeron, hoy solo os voy a comentar algunas que realmente me marcaron.

El día que la enterramos, mi madre me dijo “Ahora borrón y cuenta nueva, esto no ha pasado”, creo que nunca podré olvidar ni perdonar esas palabras.

Al poco de pasar una amiga embarazada, “A mí no me va a pasar, yo tengo cuidado”, no voy a decir más al respecto, salvo que no he vuelto ni pienso volver a saber de ella.

Un día me encontré por la calle con una mamá de la guarde a la que hacía tiempo que no veía. La última vez que la vi estaba embarazada. Ese día llevaba una camiseta ancha, iba con su hija unos meses mayor que #Gusanito. La saludé y le pregunté por su embarazo. Me miró y me enseño su tripa plana diciendo ‘Ya no está’, supongo que vio mi cara pálida y desencajada, porque rápidamente añadió, “Nació el mes pasado”. Este hecho sería solo un comentario desafortunado si no fuera porque ella sabía perfectamente lo sucedido con Emma y no deja de ser un ejemplo más de la falta de tacto y empatía que existe en la sociedad.

Pero qué ocurre si no quieres esconderte o disimular que estás bien, te niegas a dejar de hablar de ella, a olvidarla, lo que recibes es el golpe de la soledad. Porque a las pocas semanas, ya nadie te llama, nadie pregunta cómo estás, nadie quiere escucharte hablar de ella. A nadie le importa alguien que no existe.

Estoy cansada de palabras de consuelo hirientes que menosprecian mi dolor.  Solo necesito una mano amiga, un hombro que sepa estar ahí, que me escuche cuando la herida se abre, porque no lo dudéis, se abre, una y otra vez. Por suerte tengo a #MiMedioMandarino y a #Gusanito, que a su manera me sostienen día a día.
 
Si por desgracia alguien de tu entorno pasa por esto, te vendría bien recordar que “las heridas de una pérdida solo las puede curar uno mismo”. No des lecciones de vida, de algo que desconoces.

Yo soy y era la mama de Emma mucho antes de dar a luz, fui su madre desde el momento que supe que estaba ahí, la amé y la cuidé desde ese instante y hasta que la sociedad no lo comprenda, hasta que no se reconozca nuestra maternidad, no se reconocerá nuestro duelo.

No necesito recordar lo que sentía al ver una embarazada o a una feliz madre con su recién nacido en brazos, porque por desgracia, aun lo siento. Sigo sin ser capaz de escuchar o leer sobre finales felices. Y si no te sonrío, no comento tu blog, o sencillamente no escucho el podcast en el que hablas de lo feliz que eres y lo bien que salio todo, con tu parto en casa. es porque aun no puedo comprender porque, porque tu hijo tenia derecho a vivir, pero Emma no. Y se que es una pregunta que no tiene respuesta, pero quizás con el tiempo mi dolor sea menor, y tu comprensión y empatía sea mayor.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Viernes dando la nota #VDLN: 2CELLOS

Bueno pues empezamos el viernes dando la nota un poco flojitos de animo, pero intentando ser positivos. Hoy os presento un grupo que me descubrió #MiMedioMandarino hace apenas dos días pero que me ha encantado. Os recomiendo ver algún vídeo entero porque son impresionantes. 

El grupo se llama 2CELLOS y como os podréis imaginar es un dúo de violonchelo formado por los violonchelistas Luka Šulić y Stjepan Hauser, capaces de versionar todo tipo de canciones. Os dejo tres que me han encantado!!

2CELLOS - Thunderstruck


2CELLOS - Wake Me Up

2CELLOS - Highway to hell


Bueno con esto me despido, espero que os haya gustado el descubrimiento de hoy. ¿Los conocíais? ¿Que os han parecido?
¡Feliz #VDLN! 


lunes, 14 de noviembre de 2016

Buscando el caldero de oro al final del arcoiris

La vida nunca es como la soñamos, de nada sirve planificar lo que no se puede controlar.  Hace un año, por estas fechas, planeaba feliz las vacaciones de navidad, pensando el año que viene seremos una más, habrá muñecas bajo el árbol y no solo coches y pelotas. El año pasado por estas fechas, embarazada ya de cuatro meses y pico, me sentía radiante y desprendía alegría.

Cuando meses después falleció Emma, mi mundo se hundió. Encontré varios grupos de apoyo, con casos similares, algunos más livianos, otros mucho peores, pero todas compartíamos el mismo dolor. Me calmaba pensar que todas se habían quedado embarazadas de sus bebes arcoíris a los pocos meses de la pérdida. Y con lo poquito que nos costó quedarnos de los dos primeros pensaba, a estas alturas, estar a punto de dar a luz o al menos, embarazada. Pero no. Algo no quedó bien en mí tras aquel traumático parto.

Los meses pasan, y con el tiempo mis ilusiones y sueños se apagan. Volvemos al punto de inicio hace un año, solo que ahora no soy una madre en feliz espera, no tengo a mi bebe en los brazos, y no planeo una feliz navidad. Desde luego cansada, inflada como una pelota por la medicación, y derrotada por el tiempo no me siento radiante y lo único que mi ser puede desprender es dolor y angustia.

Se acercan esas fechas en las que hay que ser feliz, porque si, porque lo dice el calendario y punto, esas fechas en las que hay que arreglarse para salir de cena con amigos y familiares, decorar la casa mientras canturreas viejos villancicos, preparar galletas, y regalos… y a mí se me hace un nudo en el estómago.

Tengo un pequeño Sol que en unos cuantos meses cumplirá tres años, estas serán sus terceras navidades, y ya disfruta de todo este paripé. Ha preparado su carta para los reyes, y espera ilusionado entregársela al paje real y ver la cabalgata. Está ansioso por decorar toda la casa, que vayamos al pueblo con toda la familia… como cualquier pequeño de casi tres años.

Y la culpabilidad por este horrible egoísmo me consume. Quiero a mis hijos más que a nada en el mundo pero no puedo ser completamente feliz sin ella. Y el que no se respete nuestro duelo,  porque total nació sin vida, no es un duelo real.  Que no deje de haber embarazos y dulces nacimientos a nuestro alrededor. Que no salga nuestro ansiado arcoíris…

Hoy hace ocho meses que viniste a este mundo para no quedarte princesa, hoy cumplirías tu exterogestación, el mismo tiempo dentro que fuera de mi tripa. Hoy más que nunca te extraño mi niña. 

jueves, 10 de noviembre de 2016

Viernes dando la nota #VDLN: Sonríe

Otro viernes que me pilla el toro, y tiro de la "HappyList", últimamente la necesito demasiado. Como ya os he comentado alguna vez, la "HappyList"son canciones que me suben el animo, es una lista muy larga y hay de todo, desde la canción más nueva y rara que te puedas imaginar hasta las que bailaban mis abuelos cuando 'Moceaban'. 

Hoy toca pensar en positivo, aunque ese sea el único positivo que vaya a haber en mi vida por ahora... Toca sonreír y burlarse del destino. Pensar en todo lo bueno que hay en mi vida, no se que haría sin ellos. 

Hombres G - Voy a pasármelo bien.


Tequila - Salta


¡Hay canciones que no pasan de moda! y vosotros que escucháis cuando necesitáis sonreír?
¡Feliz #VDLN! 






miércoles, 9 de noviembre de 2016

¡Nuestra primera experiencia en el cine!

Cuando el sábado pasado unos amigos nos propusieron llevar a los peques al cine, mi primera reacción fue de pánico y negación.
Su peque ya había ido más veces y aunque son de la misma edad (se llevan apenas dos días) tienen caracteres muy diferentes,  para #Gusanito sería la primera vez… pero es un niño muy muy inquieto. Si en casa no es capaz de estar más de diez minutos delante de la tele aun con dibujos y películas que le están encantando… ¿Cómo iba a estar sentado sin armar escándalo más de una hora en una sala a oscuras?

Al final optamos por lo más lógico, preguntarle a él qué quería hacer. Y claro es pequeño pero no tonto, pasar la tarde con su #MásMejoMiga o de compras en el centro comercial porque no llovía, diluviaba! y mucho más no se podía hacer.

Así que al final terminamos todos en el cine. Como no nos llamaba especialmente ninguna película, les dejamos escoger. Reconozco que cuando nos dijeron que Trolls yo pensé, genial una "peli de niñas" todo rosa, #Gusanito (que le gustan los coches y las cosas que chocan y explotan) no va a aguantar ni 15 minutos y vamos a pagar tres entradas para salirnos a mitad de la película con suerte. (Malditos prejuicios infundados).

Compramos chucherías para parar un tren con la esperanza de que al menos se entretuviera con las golosinas y así intentar aguantar el mayor tiempo posible dentro de la sala.

Entramos, jugaron un poco haciendo trastadas antes de que pudiéramos entrar en la sala, los dos muy contentos con sus alzadores, entramos, se sentaron uno al lado del otro super contentos posando para fotos y todo. Cuando apagaron la luz y empezaron los anuncios #Gusanito se empezó a poner nervioso. La verdad es que ponen un montón de anuncios para ser una película infantil… pero bueno aguanto y empezó la película.


#Gusanito miraba la enorme pantalla extasiado, viviendo la película, lloró cuando atraparon a los Trolls, se reía, bailaba con las canciones, estaba tan atento a la película que apenas comió nada. Al final de la película terminaron todos los niños subidos en los asientos bailando como locos.

La verdad es que ha sido una gran experiencia, aunque supongo que ha sido cuestión de circunstancias, primero que iba con ganas y con su #MasMejorMiga, que la película era super dinámica, con muchas canciones y colores, fácil de seguir. 

**Sin spoiler** 
Además la historia al final no está mal, unos trolls a los que los Bergens (ogros malvados y amargados) tienen capturados para comérselos una vez al año y ser felices al menos un día al año. Se escapan y consiguen vivir libres 20 años, pero entonces uno los encuentra y captura a unos cuantos y los dos protas tienen que rescatarlo... #MiMedioMandarino dice que la película habla de las drogas, las tomas para ser feliz... yo creo que, sin meternos en camisas de once varas, el mensaje es bonito. La felicidad está en tu interior, no necesitas nada para ser feliz. 

Y vosotros ¿Ya os habéis atrevido a llevar a los peques al cine? ¿Que edad tenían? ¿Como fue vuestra experiencia?

#MiércolesMudo ~ Nuestra primera vez en el cine.


Una velada improvisada pero que salió perfecta, repetiremos en breve.




domingo, 6 de noviembre de 2016

EL #TEMA DE LA SEMANA 28: Cosas que no quiero hacer como padre...

Tras una semana enferma, me reincorporo y llego por los pelos al tema de la semana, con una pregunta realmente difícil ¿Que cosas no quiero hacer como madre?



No tengo derecho a quejarme tengo unos padres que nos quieren y nos sobreprotegen en exceso, que opinan e imponen su 'humilde' opinión en todo, que se entrometen, nos comparan, nos juzgan, pero que siempre, siempre están ahí y que lo han hecho lo mejor que han podido y sabido. Sin embargo su forma de criarnos si ha provocado que yo tenga algunas unas ideas de lo que quiero 'copiar' y lo que no.

No quiero ser una madre ausente, quiero estar siempre ahí para mi hijo, y que lo sepa, que siempre puede contar conmigo, suceda lo que suceda, que puede confiar en mi. Que seamos sinceros el uno con el otro, me gustaría que la confianza fuera real, total y bidireccional.

No quiero ser de esas madres que predican una cosa y hacen lo contrario, quiero ser un ejemplo a seguir para él. 

No quiero que sienta que no estoy orgullosa de el. Quiero apoyarle, estar siempre a su lado, que sepa lo orgullosa que estoy de el, ya sea ingeniero, chef o bailarín (si elige esto ultimo a su padre le da un telele jeje). Quiero estar en primera fila, apoyándole, haga lo que haga, recordándole que solo él pone limites a sus sueños y que mamá siempre le ayudará a volar. 

No quiero compararle con otros chicos, ni que tenga la mas mínima sensación de que me importa más lo que piense la gente que lo que el sienta o quiera, porque no es verdad y porque se lo que duele. 

No quiero que me recuerde siempre gritando o enfadada, aunque alguna vez pierda los nervios, soy humana y no pretendo ser una madre perfecta, pero si que los momentos que pasamos juntos sean reales y de calidad. 

Me gustaría que cuando el día de mañana piense en lo que no quiere hacer como padre, nos tenga como un buen referente a seguir. Nos gustaría que esté tan orgulloso de nosotros como lo estamos nosotros de él.